Seleccionar página

¿La calma antes de la tormenta?

Los mercados están muy quietos ¿Hay que preocuparse o está todo Ok? Cuales son los factores cercanos y lejanos que los pueden afectar.

 

El huracán Florencia se acerca a las costas de los Estados Unidos. Los huracanes son centros de muy baja presión creados por mucho calor en el agua y evaporación. Su gestación es en la costa oeste de África donde se alimentan del sol meridional y las altas temperaturas del desierto del Sahara. Luego los vientos Alisios los mueven lentamente hacia el continente americano. Ese centro de baja presión empieza a atraer aire en enormes cantidades para compensar la falta de presión atmosférica en el centro del huracán. Esto produce un embudo que genera la imagen del Ojo chupando todas las nubes. Mientras el huracán se acerca el clima en las zonas a ser afectadas es prístino sin una nube en el cielo, lleno de sol y de gran calma, ya que las grandes masas de aire se desplazan hacia el vórtice del huracán.

Antes de que se desarrolle la meteorología moderna con super computadoras, satélites etc. cuando la gente veía las aguas muy calmas tenia miedo que eso fuese el presagio de una gran tormenta por venir. Dicen que los viejos marinos de aquella época podías percibir ese cambio de presión en el aire.

De ahí la expresión, todos sabemos que hay calma, pero el huracán se está aproximando.

Desde que terminó el verano donde los mercados estuvieron muy calmos, poco ha pasado en el mundo financiero. Casi todos esperábamos un poco más de acción dado por noticias de empresas o de guerra comercial, reuniones de lideres o avances en acuerdos de libre comercio. Sin embargo, nada de eso ha sucedido y los mercados se quedaron un poco sin envión. Hace más de 53 días que el SP500 no se mueve más o menos del 1%.

Igual que con los huracanes, la ausencia de movimiento en los mercados, sobre todo cuando esperábamos algo de acción ha creado algo de incertidumbre y preocupación, por no saber lo que está por venir, y el nerviosismo por la falta de nerviosismo. Típico síndrome de paranoia.

En nuestra opinión ni el mercado se esta preparando para nada, ni tampoco deja de prepararse. Revisemos los temas que vienen preocupando; la negociación con China tiene un poco cansado a los inversores, hay demasiadas idas y vueltas y hasta cierto cinismo sobre la seriedad e intención de las partes. Nadie esta muy convencido que al final se van a aplicas masivas tarifas. El motivo principal es que los Estados Unidos quiere entrar al mercado chino sin restricciones, socios forzosos, transferencia de tecnología o prohibición de participar en ciertos sectores. China teme que dicha penetración ponga en seria desventaja a las empresas locales que aún no están preparadas para competir.

El tema con Corea del Norte claramente es un positivo pero los avances van a ser muy lentos y no en línea recta, los efectos en el mercado van a ser pequeños salvo grandes logros o perdidas.

Nos quedan las utilidades del tercer trimestre, pero hasta mediados de octubre no va a haber mucho para comentar. Y finalmente las elecciones de Mitad de Periodo son recién en noviembre; si las primeras encuestas en las próximas semanas apuntan a cambios muy drásticos en la composición de las cámaras, entonces si puede se que el mercado reacciones; de lo contrario es muy temprano aún.

Lo único que ha decepcionado un poco es la falta de actividad en los mercados de capitales. No ha habido grandes anuncios de fusiones o adquisiciones o grandes emisiones de acciones o bonos.

Asi que como en el mes de septiembre, el otoño comienza lentamente en el hemisferio norte, los días son más cortos pero el clima es aún bonito y el agua del mar todavía tiene una buena temperatura. Disfrute de la calma y no se preocupe tanto.

Whatsapp