Bolsas de Hong Kong y Shanghái sufrieron pérdidas enorme tras venta de acciones en Wall Street. Índice Hang Seng se hundió al cierre de la primera sesión un 3,8 %, cayendo por debajo de los 26.000 puntos. Shanghái perdió un 4,3 %, su nivel más bajo en cuatro años. Shenzhen perdió un 5,5 %, su peor resultado desde octubre de 2014.

This content is for Membresía Platinum, Membresía Oro, Membresía Plus, Membresía One, DC1, y TRIAL members only.
Suscribite